23 feb. 2009

Nostalgia

Una nostalgia profunda recae en mí ser, una pena muy onda habita en mí. Esta nueva oportunidad vino cargado de desaires, de actitudes que me hacen sentir que no tendrá buen asidero todas las cosas que puedo hacer por volver a enamorarla. Si algo me prometí a mi mismo es que la empezaría amar como ella quiso en la primera vez. Haré una plegaria a la paciencia y seré muy optimista en darle tiempo. Por lo pronto estas líneas reflejan lo que hoy puedo sentir:


Nostalgia
Extraño sus tiernas caricias de ayer,
su hermosa manera de besar,
su delicada forma de tomarme de la mano
Y la suave manera de engreírme como si fuera un niño.
Cierro los ojos solo para pensar en el ayer.
Aquel ayer que ahora le da tranquilidad a mi alma;
porque el presente con ella es como un castigo para mi.
No siento su amor, tampoco su odio, solo su frialdad.
A veces deseo que me odie porque así sabré lo que siente
A veces deseo que me odie porque tal vez es lo que merezco
Recordar el ayer, es la medicina para mi consternado corazón
Recordar el ayer, es la exquisita compañía para mi soledad
Aquellos momentos sublimes que pase con ella, alguna vez los perdí,
hoy lucho por recuperarlos, aunque sea un poco de ti.
No te reprocho, porque acepté tus cláusulas y condiciones
No te reprocho y acepto tus pocas pasiones
Pero ha de saber que tengo un compromiso con mi corazón
Que es el de amarte a pesar de tus condiciones
No traiciono lo que ahora siento por ti, porque se que me amaras como ayer
Y entonces no perderé ni un minuto recordando lo que sentí
Porque viviremos nuestro presente sin extrañar lo que ayer hicimos
Y recién nuestros corazones sen confundirán en lo que hoy sentimos.

17 feb. 2009

Claúsulas

Dice el dicho: “Uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde”. Y es en ese entonces cuando uno recién le quiere dar valor a las cosas que en algún momento formaron parte de tu vida y lo perdiste.
De todas mis relaciones formales y las que no, siempre he buscado el amor de aquella mujer. Casi siempre se me fue esquivo el amor a pesar de que yo colmaba de detalles y mucho cariño a la mujer que estaba conmigo. Y hubo un momento en mi vida que encontré lo que siempre buscaba; una mujer que me amo por completo, que me entrego su amor sin condiciones. Sentía por primera vez que alguien se preocupaba por mi, que era detallosa conmigo, que me engreía, en resumen todo lo que un hombre puede desear de una mujer cariñosa lo tenia conmigo. Pero el hombre alguna vez se vuelve estúpido creyendo ser dueño de ese amor para así poder manejarlo a su antojo. El amor así como empieza termina y algunos comparan al amor con el acto de regar una planta: cuando se le cuida con cariño y se le riega cada vez que sea necesario esa planta crecerá hermosa, pero si la descuidamos y no la regamos, se marchitara en brevísimo tiempo y de igual manera cuando somos demasiado cuidadosos y la regamos con mucha constancia la planta terminara ahogándose y finalmente muriendo. Eso me paso a mi hace pocos años atrás; tenia el amor que tanto he deseado de mis anteriores relaciones, pero lejos de cuidarlo y regarlo termine por hacerlo marchitar para luego arrepentirme queriendo arreglar las cosas cuando ya eran demasiado tarde. Desde esa vez aquella mujer siempre ha estado en mis pensamientos y en mi vida, porque luego de ella y de saborear su inmenso amor, jamás volví a sentir algo así de ninguna otra mujer. Entonces es cuando me doy cuenta de lo tonto que fui y de lo que perdí por creer que un amor sin entregarle amor será siempre igual. Se podrá tener el amor de tu familia y el cariño de tus amigos, pero eso no basta cuando no se tiene el amor verdadero de una mujer. Podrás salir con otras mujeres pero no satisfaceras a tu corazón que siempre estará buscando un sentimiento verdadero.
Como les dije, aquella mujer, siempre ha estado en mis pensamientos y sobre todo en mi vida. Siempre nos hemos estado viendo y siendo amigos. Yo no podía olvidarla y todo eso hizo que reflexionara sobre todos mis errores de nuestra primera relación y empecé a meditar que la necesitaba en mi vida y que podía cambiar y entregarle mi amor, aquel amor que ella esperaba de mí.

Hace días atrás hice lo que ella mas odia: embriagarme. Buscaba un momento exacto para decirle lo que sentía y quería que fuese antes del 14 de febrero. Dos días antes de esa fecha mi ebriedad hablo por mi y cometiera ese gran error. Todos esos días hasta ayer me ha tenido en suspenso, porque a pesar de que ese día me dijo cosas muy hirientes se que en el fondo solo ha estado molesta por mi estado, pero si sentí que algo de positivo traería esa conversación. Y no me equivoque, ya que ayer luego de una larga conversación decidió darme una oportunidad más.
Mi corazón palpitaba a mil por la oportunidad brindada ya que ambos sabíamos que tenemos muchas cosas en común y que nos necesitamos. Pero cosa extraña y tal vez les halle pasado a ustedes cuando han vuelto otra vez con sus ex es que le den a uno una larga lista verbal de condiciones como una especie de cláusulas para un contrato. En esa conversación prácticamente me resumió todos mis errores y las cosas que no le gustan de mi y lógicamente quiere que yo cambie. ¿Porque las mujeres serán muy meticulosas en esas cosas? Es una pregunta que ahora me hago. Yo también tenia toda una gama de reclamos, condiciones, cláusulas o como quiere llamársele, pero no era el momento (o tal vez si) para ponerlas en debate. Ni siquiera debate porque fue tajante. Ya parecía que estaríamos negociando un contrato de enamorados.
Lejos de todas esas cláusulas, que en muchas de ellas tiene razón, el fin primordial para ella es que nuestra nueva relación de pareja empiece a funcionar mucho mejor que la primera vez. Ya que ahora nos conocemos, sabemos de nuestros errores, no queremos que se vuelva a repetir. Por mi parte tengo la voluntad de hacerlo, de cumplir sus condiciones. Bueno para serles sincero le dije que si a todo lo que me pidió, pero se que algunas cositas no se va a poder, pero solo es cuestión de saber hacerla. ¿No creen ustedes eso amigos bloggers? Por lo tanto se quedara contenta en la medida que la vuelva a amar como ella se merece, pero que no me pida imposibles porque como varones nos conocemos de que pie cojeamos, así que a seguir adelante con esta relación y no dejar las pequeñas travesuras jajaja.
Muchas gracias a todos los que me enviaron esas postales por el día de la amistad, me hubiese gustado escribir esto antes de ese día pero por circunstancias ya mencionadas es que no fue así. De todas maneras gracias a todos ustedes amigos y amigas bloggers por sus buenos deseos y prometo seguir escribiendo.