3 nov. 2007

Somebody To Love (Alguien a quien amar)

En la agenda del celular nunca faltará los números de: una gran compañia femenina de buen corazón quien nos ayude en los momentos penosos, depresivos y melancolicos de nuestras vidas; nunca faltara una "amiguita" para pasar un buen momento de distracción; nunca faltara una vieja amistad que nos dara concejos sobre nuestro accionar; nunca faltaran las "malcriadas" quien nos hacen perder la cabeza y empezar con el desorden de nuestras vidas; nunca faltaran las amigas modestas y bien pilas que les guste nuestra compañia y se divierten con nosotros, las cuales nunca nos fallan para una salidita; nunca faltaran las amiguitas a las cuales llamaremos para que hagen compañia a nuestros amigos y asi la reunion se torne muy divertida; nunca faltaran los números de esas personas de quien nos enamoramos o simplemente nos gusta y queremos buscar una relación. Simplemente buscamos a alguien a quien amar.....
Lo mismo me sucede ultimamente....muchas mujeres en mi vida, muchas relaciones fugaces, algo a lo que en toda esta etapa de mi vida me he venido acostumbrando, los famosos choques y fugas que en un inicio son tal vez el orgullo masculino y parte de nuestras conquistas efectivas, pero que en el fondo, sobre todo a mi, son el empiezo de una soledad sentimental. Cuando ellas estan todo se convierte en un delirio atractivo, pero cuando el choque termina y empieza la fuga, ahi es cuando también nace la soledad del alma en busca de un sentimiento perdurable. Llegas a casa, te encuentras en la tranquilidad de tu habitación y ahi es cuando deseas que tal vez ese choque no haya sido un choque fortuito sino un encuentro de sentimientos que tiene que continuar. Revisas el celular, buscas en la agenda, ves los nombres femeninos y te emocionas, empiezas a llamar y salida pactada. Ya sabemos que nos espera, pero no podemos aterrarnos a la tranquila y sosegada calma de nuestra habitación.
Como dice el maestro Freddie Mercury: Alguien..ohh alguien, puede alguien encontrarme a quien amar?. Todos necesitamos de ese sentimiento porque Dios nos creo seres sociales y no podemos compartir nuestro tiempo con la soledad sino con una persona a quien podamos amar. Alguien a quien mar.


No hay comentarios.: