23 jul. 2008

Quien hace lo justo, duerme a su gusto

"Nuestra conducta es la única prueba de la sinceridad de nuestro corazón"
(Thomas Wilson)

"El tiempo hace justicia y pone todas las cosas en su sitio"
(Voltaire)

Y el tiempo me dió la razón e hizo justicia como para no sentirme mal con mi conducta de abandonar el campo de batalla sin sentirme perdedor, solo que sabía muy dentro de mi que estaba haciendo lo correcto. Si dicen que el lobo es arisco, pero a otro no da mordiscos, entonces no tenía porque jugar a cazar primero al cordero, porque aquel corderito vendria solito y de que manera, por eso les relatare el desenlace final del anterior post.

Bien es sabido que raudamente sali de aquel local nocturno, muy confundido por mi decision, pero firme en saber que no me equivocaría; al volver la vista atraz, un sentimiento de pena calo aún mas hondo en mí, al mirarlos e imaginar estupidamente que ellos tendrían un desenlace final y yo solo me conformaría con soñar despierto. Esa noche llegue a mi casa mareado por el alcohol y por mis sentimientos que solo encontre paz al cerrar mis ojos y olvidar el episodio. Despues de que la sed me despertara y regurgitar toda mi colera a mi blog es que vuelvo a yacer ya mas sobrio y tranquilo por el desquite electrónico de mi relato. Como un nuevo día es una nueva esperanza de vida y olvidando lo sucedido es que empiezo mi rutinaria actividad, solo que a cada momento tal cual luciernaga volvian esos recuerdos ingratos, como para irritar mi tranquila paciencia es que mi cerebro imaginaba la felicidad de mi amigo convertida en tristeza mia, pero claro no tendría que saberlo. Esa imaginación tenía que detenerse y la única manera era saber, cual fue el desenlace de esa reunión convertida en mi Waterloo. Messenger abierto, mi amigo en linea y tambien en linea iban apareciendo cada una de mis intrigas destructoras de mi tan conmovedora actitud, una sobriedad de mi parte hizo que el lanzara las primeras preguntas y relatos de la cita sin mi presencia; unos holas pasaron, pero su pregunta me causo estupor: "Adonde te fuiste.....?" --- ahh salí y un amigo me llevo a una reunión de mi facultad, pense en volver pero no pude--- no tendría que enterarse jamas que le deje la mesa servida. La frialdad de mi respuesta obtuvo efecto, no se sobrepuso y terminó por catapultar mis sanas imaginaciones: --"oe sabes que...la hice linda con la flaca, la lleve a mi cuarto y.....tu ya te imaginaras el desenlace" --- Me quede pasmado, el ambiente se congelo, mi monitor parecía quebrarse igual que mi conciencia y entre mí me dije: "al hecho trecho, si paso paso" Y ya para que detallarles lo siguiente de esa conversacion virtual, basta con decirles que el fue muy imaginativo y detalloso en su parlamento, tan igual cuando dos amigos se reunen para contarse de sus aventuras amatorias. Les juro que renegaba por mi actitud del "buen amigo" al no hacer frente a la ocación y tirar la toalla antes de tiempo, pero algo en mí sucedía que me hacia dormir en paz. Logicamente cuando la conciencia esta tranquila, ese sueño es muy agradable, por lo que pasado dos días de aquella estocada a mi lealtad, me conmociono su presencia, seguro venía a refregarme en mi cara su victoria, pero no!, el tambien traía una bandera de paz, muy pequeña y escondida pero la traía. Por lo amargo de la cita y mi fuga clandestina del lugar, es que me olvide que para ese día habíamos quedado (los cuatro) en volver a salir y de ahi en ya veremos y que yo no le había dado el número de mi celular; por lo que aquella femina en disputa le llamo a él, pero para preguntar por mi, razón por la que le causa sorpresa a el y mucho aún mas a mi. Vi en su mirada y sentiíen su voz de mi amigo que algo no iba bien, acaso una mentira?, aun no lo sabía, por eso le tuve que llamar a esa mujer. Su voz dulce volvio a ubicarme en una posición defensiva y me recrimino para contarle las razones del porque la abandone y la deje con mi amigo, ademas que era tan descuidado que había olvidado nuestra segunda cita. Sin mostrar en mi voz mucho interes hice que me contara que es lo que paso aquella primera cita, su respuesta me dejo perplejo y atonito: --"Espere que volvieras y como te demoraste me fuí con mi amiga dejandole a tu amigo, el se porto muy mal conmigo, no me gusto las cosas que me dijo, no me gustaría que salgaramos con el, pero como es tu amigo no importa"----- Mi poca experiencia hizo que solo atinara a un ok!, no podía creer que mi amigo me mintiera y fanfarroneara de esa manera, como tampoco podía creer del todo que esta mujer tenía la verdad entre sus labios. Acepte salir con ella y mi amigo no se opuso en acompañarnos, pero el a sabiendas de su mentira y que caería mal parado tenía que contarme la verdad que contrastaba lo que la "ovejita" me dijo. Se disculpo y me dijo que no queria ser el perdedor. Mujeres pueden ir y venir, pero siempre las amistades quedan y sobre todo los buenos amigos y los que saben pedir perdon. La mañana soleada incito un chapuzon en la piscina, disfrutaba de la buena compañía de la chica como tambien la de mi amigo y ella no dudo en demostrarme el interes asolapado que tiene en mi, razones suficientes como para sentirme halagado. No conforme con toda la trama del desenlace, en la noche nos dirigimos a la misma discoteca de la primera cita y reconoci la mesa que les deje a ellos, y para eliminar mi sanas incredulidades es que interrogue a mi amigo de la barra y a la seguridad del local; ellos manifestaron y corroboraron todo lo mencionado por la chica, ahi recien una calma y sobriedad colmaron mi sentir.

Y termino dando respuesta a algunos comentarios anteriores: Si Sheila competimos entre varones pero si son verdaderos amigos siempre habra uno que se retire, sino es asi, se comen entre ellos mismo canibales. Ya viste Daniel que hay que tener un cierto instinto para dejar en bandeja a la chica, ademas que primero esta la amistad. Martín deje caliente el agua, pero el otro se quemo la boca, porque no supo como tomarla, ademas que ahora con su mentira creo que el que le presentara chicas sere yo. Ya sabía que podría ser el vencedor, solo deje tiempo al tiempo y me dio la razon, por eso Patty vale ceder para ver como se maneja tu competencia. Aletz espero que nunca te encuentres en esta incomoda situación, creeme que no es recomendable.

8 comentarios:

Raulín Raulón... dijo...

Assssuuu, ¿tu pata es tu clásico rival? Particularmente, yo nunca creería en el mío, por más amigo que sea, sobretodo en esos asuntos.

En lo de la competencia sí creo, con todas las cartas sobre la mesa si es entre amigos. Que gane el mejor.

Fiore dijo...

No dicen?? en el amor y en la guerra vale todo??? bueno depende tambien de cada uno que estrategia usar

un bso

Nelly dijo...

Asu q tal "amigo"...

Besos

Patty Bravo dijo...

Pobre perdedor que no atina a usar nada más que sucias artimañas y, para colmo,mentir para vanagloriarse de algo que en realidad no sucedió.Ese sujeto no es amigo tuyo.Por otro lado,es bueno saber que ya somos varios los que nos unimos a la noble causa de defender a estos pobres animales al verse indefensos de estos salvajes de la pseudo"elite" peruana.Tienes razón,si eso es "arte" y proviene de gente de niveles económicos altos,pues yo prefiero seguir siendo una muerta de hambre.

metódica dijo...

ah! me siento perdida xS!!!

Elmo Nofeo dijo...

Aigos, ¿no?

Ricardo dijo...

Eso me recuerda a una frase, de un chiste de Judíos, con todo el respeto que se merecen, pero nunca confíes ni en tu padre!!.

larga vida.

Fr@nk M!Ch@ell dijo...

Raulin: No tanto es mi clásico rival, solo que esta vez nos toco competir. Y si tienes razon, en cuestiones del amor no existen amigos.

Fiore: Asi es, en la guerra y en el amor vale de todo, pero el uso la estrategia de la mentira que no le funciono.

Nelly: Si pues que tal "amigo" me demostro que las cosas las quiere obtener por las mentiras.

Patty: si amiga, puras artimañas que no le funcionaron, al final el quedo al parado.

Metódica: como es que te podemos encontrar....

Elmo nofeo: aigos? y eso que es.....

Ricardo: bueno en mis padres si confio, pero tienes razon en ese dicho, en estos casos no se puede confiar de nadie. Larga vida tambien.